Halitosis, síntoma de la enfermedad periodontal

La halitosis o mal aliento es muy molesta y en la mayoría de casos se produce de forma puntual. Pero, ¿Sabías que la halitosis puede ser síntoma de la enfermedad periodontal? ¿Cómo combatirla?

Según un estudio, casi un tercio de la población tiene problemas de mal aliento. La halitosis provoca un aliento maloliente, un olor desagradable que procede de la cavidad bucodental. En la mayoría de casos el mal aliento procede de la misma boca. Determinar el origen exacto es clave para eliminar la halitosis. Pero, ¿Por qué tengo mal aliento? Estas son las causas más habituales:

  • Alimentación. Algunos alimentos como la cebolla, el ajo, o bebidas como el café y el alcohol provocan halitosis de forma puntual.
  • Alteraciones salivales. La falta de saliva, síndrome que se conoce como xerostomía, también provoca mal aliento. Por eso es habitual tener mal aliento por las mañanas.
  • Tabaco. Una de las principales consecuencias de fumar es tener halitosis.
  • Falta de higiene oral. Los residuos de alimentos y biofilm oral también generan mal aliento.
  • Reflujo ácido. Tiene un origen estomacal.

En otros casos algunas enfermedades respiratorias también pueden generar mal aliento. Un estilo de vida sano y una rutina de higiene diaria serán las claves para mantener a raya el mal aliento. Pero en algunos casos, puede ser un síntoma de enfermedades bucodentales, como la enfermedad de las encías.

Relación entre mal aliento y enfermedad periodontal

Muchos pacientes con halitosis no son conscientes del tema y es algo difícil de detectar, pero un diagnóstico temprano puede ser la clave para evitar el desarrollo de patologías como la periodontitis. También conocida como piorrea, se trata del estadio más avanzado de la enfermedad periodontal. En los casos más graves la periodontitis puede provocar la pérdida del diente afectado. La halitosis es uno de los principales síntomas de la periodontitis junto con la sensibilidad y la movilidad dental.

De hecho, según un informe de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteintegración (SEPA) el 60% de casos de mal aliento se deben a las enfermedades periodontales. Entonces, ¿Podemos evitar el mal aliento cuidando las encías? Efectivamente. Estas son las claves para conseguirlo:

  • Higiene bucodental diaria. Cepillar los dientes después de cada comida es el primer paso para eliminar el mal aliento. En este sentido, el colutorio es el complemento ideal del cepillado, ya que además de eliminar los restos de bacterias ayuda a mantener un aliento más fresco.
  • ¡Limpia tu lengua! El cepillado no es suficiente: ¿Sabías que muchas de las bacterias relacionadas con la halitosis se acumulan en la superficie lingual? Un gesto tan rápido y sencillo como raspar su superficie puede ser la clave para evitar el mal aliento. Si quieres una limpieza más profunda, usa un limpiador lingual.
  • Visita a tu dentista. En algunos casos (la minoría) la halitosis requiere un tratamiento profesional. Por ello es importante acudir a la consulta como mínimo dos veces al año. Además se recomienda realizar una profilaxis una vez al año, para eliminar los restos de sarro y bacterias que generan mal aliento.

Tratamientos para la enfermedad periodontal

Si el mal aliento nos ha llevado a detectar la enfermedad periodontal, hay diversas opciones para frenar su desarrollo. La gingivitis es un proceso reversible, ya que es la primera fase de la enfermedad de las encías. En cambio la periodontitis puede provocar la pérdida del diente y del nervio. Un diagnóstico temprano será la clave para preservar el diente natural y evitar la exodoncia. En función de si la enfermedad está muy avanzada, se opta por un tratamiento u otro:

  • Profilaxis dental. Si la periodontitis no está muy avanzada, se pueden eliminar los restos de placa incrustados con una limpieza dental profesional. En las clínicas PropDental aplicamos técnicas avanzadas y mínimamente invasivas para tu sonrisa. En una sola sesión, eliminamos los restos de biofilm oral incrustados.
  • Raspado y pulido. Estas técnicas permiten eliminar los restos de sarro y bacterias localizados debajo de las encías para rebajar la inflamación. El odontólogo también puede valorar el alisado radicular, que consiste en alisar las áreas irregulares para impedir la incrustación de placa dental. En algunos casos se aplica anestesia local para realizar estas técnicas.
  • Endodoncia. También conocida como tratamiento de conductos, la endodoncia consiste en eliminar el nervio dañado e infectado por la enfermedad periodontal. Se suele aplicar en los casos más avanzados, ya que consiste en “matar el nervio”. De hecho la endodoncia suele ser el último recurso para preservar el diente original y evitar la extracción dental.

Tratar la enfermedad que genera el mal aliento es el primer paso para eliminarlo de raíz. Si notas que puedes tener halitosis no dudes en acudir a tu centro PropDental más cercano. Nuestros profesionales realizarán un estudio personalizado para identificar el origen exacto de la halitosis. Además aplicamos las técnicas más avanzadas y nos adaptamos a las necesidades de tu sonrisa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s