Y tú, ¿Cuidas tu paladar?

El paladar es una zona a la que en general no prestamos atención hasta que presenta algún problema. Pero también requiere unos cuidados, ¿Sabías que muchas patologías bucodentales están relacionadas con el paladar? ¿Cuáles son?

La mayoría de lesiones que sufrimos en el paladar son leves y pasajeras, de modo que pasan al cabo de pocos días: irritaciones, pequeñas inflamaciones… En muchos casos estas lesiones se producen por los alimentos que comemos. Algunos alimentos muy picantes o calientes no sólo provocan sensibilidad dental; también lesiones en el paladar.

Patologías orales relacionadas con el paladar

Estas son algunas lesiones bucodentales relacionadas con el paladar:

  • Aftas. Son inflamaciones en la mucosa oral que pueden provocar molestias al masticar e incluso hablar. Suelen ser pequeñas y blanquecinas, y en la mayoría de casos desaparecen al cabo de pocos días.
  • Candidiasis oral. Es una infección por hongos en la mucosa, que en muchos casos se debe a alteraciones inmunológicas cuando tomamos antibióticos.
  • Lesiones precancerosas. Uno de los síntomas que puede alertar del desarrollo de cáncer oral es la aparición de manchas blancas en el paladar. En caso de notarlas, es fundamental acudir al odontólogo de inmediato. Detectar el cáncer oral a tiempo es clave para un tratamiento eficaz.

Para mantener una sonrisa y un paladar sano, es importante seguir una serie de pautas:

Higiene bucodental diaria

El primer paso para una correcta higiene bucal diaria es cepillarse los dientes después de cada comida. Es importante contar con un cepillo y una pasta dental adecuados a nuestra salud bucodental. Si notas que los filamentos de tu cepillo están muy abiertos, ha llegado la hora de cambiarlo. Respecto la pasta dental, es importante que se ajuste a nuestras necesidades, ya que no es lo mismo cepillar unos dientes sensibles o con gingivitis.

El cepillado por sí solo es insuficiente para una limpieza eficaz. De hecho, la limpieza hacia el paladar es muy pobre sólo con el cepillado. Para conseguir una higiene completa, es importante complementar el cepillado con técnicas de higiene interproximal. Las más recomendadas para alcanzar el paladar con eficacia son el enjuague bucal y la irrigación.

Cuidar la alimentación

Los alimentos que consumimos están muy relacionados con la salud dental: irritaciones, mal aliento, dientes sensibles… Pueden deberse a una dieta desequilibrada. En este sentido es importante reducir el consumo de alimentos azucarados y ácidos, que provocan la mayoría de estas complicaciones. También es importante mantenerse hidratado para potenciar la salivación, esencial para una buena salud bucodental.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s